Micosis genital

 
 

ojo. usar guantes

 

MICOSIS GENITAL

 La micosis genital es causada por un hongo, la Cándida Albicans. Actualmente se acepta el concepto que ésta es una ITS (Infecciones de Transmisión Sexual), aunque no siempre lo es.

LOS HONGOS ESTAN TAN DIFUNDIDOS, QUE NO SE ADQUIEREN EXCLUSIVAMENTE EN LA RELACION SEXUAL, y son causa frecuente de discordia entre las parejas. están en las áreas cercanas a la zona genital (ingles).  Hay que tener un cuidado especial en la consulta con lo que se dice y que puede ser mal interpretado o no ser una información completa. Cada vez es más frecuente esta infecciòn en las parejas actuales. A veces han recibido un tratamiento con antibióticos (que mata los gérmenes que mantienen estable la colonización) y aparecen los  HONGOS OPORTUNISTAS como siempre…

 Micosis Masculina

 La infección genital por Cándida es una patologia de ambos sexos, en cada uno tiene una manifestación diferente

En el hombre se ubica en el prepucio y en el glande produciéndose una coloración rojiza de la zona y la aparición de “picazón” que se acentúa después de la relación sexual.

Es importante su control pues la infeccion que persiste la transforman en un proceso crónico, en el que progresivamente se va produciendo un  estrechamiento del prepucio hasta que se impide el rebatirlo y posteriormmente se hace imposible el exponer el glande.

En estos casos ya no sirve el tratamiento local, si no que  debe efectuarse una circuncisión, para controlar la enfermedad.

Como causa  predisponente a la balanitis es muy frecuente la presencia de Diabetes y el aseo genital con jabón y detergentes. La humedad de la zona y la falta de aseo.

Síntomas

  • Enrojecimiento del prepucio o del pene
  • Otras erupciones en el glande
  • Secreción con olor fétido
  • Dolor en el prepucio y el pene

Signos y exámenes

El dermatólogo o el urólogo pueden diagnosticar la causa de la balanitis mediante el solo examen; sin embargo, con frecuencia, es necesario practicar pruebas cutáneas adicionales para virus, hongos o bacterias. En ocasiones, se requiere de una biopsia de piel.

Tratamiento

El tratamiento depende de la causa de la balanitis. Por ejemplo, la balanitis infecciosa se puede tratar con pastillas o cremas antibióticas, mientras que la balanitis que se presenta con enfermedades cutáneas puede responder bien a las cremas esteroides. En casos severos, la circuncisión puede ser la mejor opción.

Prevención

Una buena higiene puede prevenir la mayoría de los casos de balanitis. Durante el baño, se debe retraer el prepucio para asear y secar adecuadamente el área debajo de él.

 Micosis Femenina

WEB: (Dra Norma Pereira)

”Candidiasis” es un término que se usa para describir el crecimiento y desarrollo del dicho hongo. En circunstancias normales esta levadura es un huesped saprófito (normal) del tracto intestinal, oral, vaginal. Por determinadas condiciones (consumo exagerado de antibióticos, de contraceptivos hormonales, en el embarazo, o por dietas muy ricas en azúcares) este hongo se convierte de simple húesped en un hongo patógeno. Esto es debido a una depresión en el sistema inmunitario, y de la inmunidad de la vagina.

Aparte de los genitales, puede colonizar también la piel, el aparato digestivo (boca, esófago, intestinos). En las formas generalizadas puede producir endocarditis, meningitis, septicemia, generalmente graves (la diseminación ocurre por vía hemática). 

Es un hongo oportunista que vive como comensal en la mucosa del aparato digestivo (principal reservorio) y de la piel. Habita en alrededor del 50 por ciento de la población sana. Pero la C. albicans no forma parte de la flora normal de la vagina sana. La candidiasis es una patología de la mujer en edad reproductiva. Es rara en las niñas y en las mujeres postmenopáusicas.

Los factores predisponentes para contraer esta enfermedad:

a.- Embarazo: eleva el porcentaje de colonización vaginal al 30 o 40% y los episodios de recurrencias. De aparición más frecuente en el 3er trimestre.

b.- Anticonceptivos hormonales: el mecanismo de acción sería igual al anterior (incremento de la adherencia y virulencia), aunque no se observó un incremento de la recurrencia con la utilización de los anticonceptivos con bajo contenido estrogénico.
c.- Diabetes: la colonización con Cándida es más frecuente en diabéticas, aunque sólo las descompensadas suelen padecerla. En edad reproductiva no se justifica realizar prueba de tolerancia a la glucosa ni aún en casos de recurrencias. 

d.- Antimicrobianos: el uso irracional de los antimicrobianos de amplio espectro (tetraciclinas, aminopenicilinas, cefalosporinas, etc.) aumentan la colonización vaginal de Cándida spp. Actuarían inhibiendo la flora protectora, que normalmente previene la germinación de Cándida spp y su invasión superficial. Los lactobacillus spp inhiben el desarrollo de Cándidas spp. Los antimicrobianos también ejercen efectos directos induciendo el crecimiento de la Cándida spp.
e.- Inmunosupresión: tratamiento con corticoides, con quimioterápicos, portadores HIV.
f.- Otros Factores: especialmente la vestimenta: jeans, ropa interior de nylon poco o nada absorbentes, ropas muy ajustadas y que permiten poca aireación de la zona perineal, etc.