Calculos Urinarios


¿QUÉ ES LA LITIASIS?
Los cálculos renales también conocidos como litiasis renal, son masas duras como una piedra que se forman principalmente por la saturación de sales en la orina y otras sustancias como el calcio y el ácido úrico en los riñones o las vías urinarias. Su tamaño puede variar desde 1 milímetro hasta 3 cm o más de diámetro, los más pequeños no producen molestia alguna; sin embargo, los mayores causan dolor intenso en la parte baja de la espalda que irradia hasta el abdomen y la pelvis.
CAUSAS. Falla de los citratos y pérdida por sudor..
• Poca ingestión de agua.
• Dieta alta en proteínas.
• Exceso de suplementos de calcio o de bicarbonato de sodio.
• Ciertos trastornos metabólicos.
• Infecciones en las vías urinarias como: cistitis, uretritis, pielonefritis y ureteritis.
SÍNTOMAS
Los cálculos renales pueden provocar diversos síntomas, dependiendo de su tamaño, composición y situación dentro del aparato urinario. Generalmente, los más pequeños no producen síntomas y en ocasiones son descubiertos por casualidad mientras se están formando a través de un análisis de orina.

Aquellos de mayor tamaño ocasionan síndromes específicos:

Cólico nefrítico: Los cálculos del riñón pueden producir una obstrucción en la salida de la orina produciendo un intenso dolor que aparece en la zona renal (lumbar o espalda baja) y se irradia hacia el abdomen y los genitales. Es un dolor intermitente y el paciente no encuentra ninguna postura que le alivie; se asocia a nauseas, vómito, sudoración y sensación de hinchazón abdominal.
FACTORES DE RIESGO Y PREVENCION
El mejor de los cuidados para esta enfermedad es su prevención. Esta puede realizarse de la siguiente manera:
• Beber 3 litros de líquido al día.
• Mantener una dieta baja en calcio, sal y proteínas tales como carne roja y pescado, ya que estos alimentos propician concentración de ácido úrico en la orina.
• Evitar cualquier infección urinaria y en caso de tenerla acudir al médico para tratarla correctamente y así evitar un problema mayor.
DIAGNÓSTICO Y TRATAMIENTO
Diagnóstico

El dolor causado por los cálculos renales suele ser intenso, por lo que la mayoría de los enfermos procuran inmediatamente acudir al médico. Los síntomas que requieren de exploración médica son:
• Orina turbia o con olor desagradable.
• Fiebre.
• Escalofríos.
• Debilidad.
Para que el médico realice un diagnóstico adecuado, es necesario conocer la ubicación y el tamaño de los cálculos, su composición y la posible existencia de enfermedades que se asocien a su formación.

LITIASIS VESICAL

La ubicación y el tamaño se determinan mediante:
• Radiografías
• Urografías
• Ecografías
La composición de los cálculos expulsados se determina mediante análisis específicos y posteriormente, se estudia la presencia de enfermedades asociadas.

Tratamiento

Según el tipo de cálculo, se prescribe el tratamiento adecuado:
• Cuando los cálculos son pequeños, no causan síntomas ni provocan infecciones por lo que no suelen ser tratados, sin embargo, es recomendable beber abundantes líquidos para favorecer la producción de orina que arrastre las piedras o arenillas.
• Los cálculos menores a un centímetro pueden eliminarse según la zona donde se encuentren, con ondas de ultrasonido que los pulveriza y los arrastra con la orina al exterior.
• Para cálculos más grandes que obstruyen una vía urinaria suele ser necesaria la intervención quirúrgica para extirparlos.
Una técnica nueva consiste en romper los cálculos en trozos pequeños usando ondas sonoras. Esta técnica se conoce como litotricia. Además hay una técnica llamada “PERCUTANEA” que utiliza un aparato endoscópico que se pone a través del Riñón y se extraen y rompen los cálculos de mayor tamaño.ver la técnica percutanea


LITOTRIPSIA

litotriptor de generación intermedia

La litotripsia extracorpórea por ondas de choque (LEOCH) es un procedimiento que se usa para desintegrar cálculos renales simples o del tracto urinario superior. Las ondas ultrasónicas pasan a través del organismo hasta que chocan con los cálculos. Las vibraciones de estas ondas pulverizan los cálculos, los cuales pasan con mayor facilidad por el uréter hacia el exterior del organismo a través de la orina.
A veces es necesario utilizar un catéter en el uréter para guiar los trozos del cálculo para que se eliminen màs rápido. Esto hace más fácil la extracción con aparatos como el urétero-nefroscopio.

nefroscopio rigido

endoscopio flexible
Cuando el cálculo es muy grande y ocupa gran parte del riñón aún se utiliza la vía abierta quirúrgica para extraerlos, aunque cada vez se utiliza menos frecuentemente.
Consulte claramente con su médico su situación, el tipo de tratamiento, sus indicaciones y posibles complicaciones.

DR OSCAR SANTIS LATORRE

RESPONDIENDO CORRESPONDENCIA:

Es interesante responder un mail enviado por un familiar de mi paciente M.E.W.O.,  su hermana, lo hago en esta página para que sirva de información de casos similares.

M.E. se operó de una litiasis coraliforme del riñón izquierdo y posteriormente de litiasis ureteral múltiple a derecha, retirando cálculos recidivados en el R.Izquierdo que estaban en los cálices del mismo utilizando un uretero-renoscopio flexible.

Los cálculos extraidos son de calcio con un componente de acido úrico.

El calcio no se puede disolver con medicamentos y hay que estudiar la causa para evitar o retardar la aparición de nuevos cálculos. Una de estas causas es el HIPERPARATIROIDISMO que se produce por falla de las Glándulas que controlan el metabolismo del calcio y se soluciona con una operación sobre ellas.

La enfermedad litiásica se repite, pues siempre hay un factor metabólico que permite la aparición de cálculos.

Los pacientes deben controlarse y tratarse permanentemente  para evitar el daño de los riñones que puede llevar a la INSUFICIENCIA RENAL.

Los cálculos de acido úrico son producidos por un trastorno congénito metabólico en el manejo del acido úrico (enfermedad llamada GOTA). Este se elimina y se acumula en el riñón. El tratamiento se hace con medicamentos que los pueden disolver e impiden su reaparición.

En M.E. se producen cálculos mixtos, por ello el caso es más delicado y hay que controlarla de cerca.

El exceso de peso tiene que ver con estos trastornos, pero ella  con esfuerzo está siguiendo el tratamiento con resultados positivos que la alientan a continuar.

Si persiste en su esfuerzo, la enfermedad se estabilizará y se impidirá su avance.

                                    DR OSCAR SANTIS LATORRE